La clase de ballet II

¿Cómo sigue el cuento que habíamos empezado? A ver, a ver… Seguro que a una personita que yo sé, a quien regalé estas acuarelas, se le ocurre un gran final.

¡Mirad cómo quedó la pareja de acuarelas con su marco! ¡Ideal para una habitación infantil!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.