La princesa y el zapatito

El cuento de la Cenicienta me inspiró otra pareja de acuarelas.

En la primera, pinté a una graciosa niña vestida de harapos con su hada madrina:

 

¡Y aquí podéis ver cómo quedaron las dos enmarcadas!

   

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.